Definición ABC » Economía » Activo líquido

+

Definición de Activo líquido



activo-liquido El activo líquido es aquel que puede transformarse rápidamente en dinero sin que esto implique una pérdida de valor.

Para la economía, el activo líquido o circulante es aquel que permite su transformación o permutación por dinero con un costo menor o la no pérdida de valor al efectuar dicha transacción. Se dice que un activo es más o menos líquido o dispone de un mayor grado de liquidez cuanto más rápido puede convertirse en dinero efectivo.

Existen distintos tipos de activos, entre ellos, el corriente o circulante, que puede ser fácilmente vendido en la medida en que no implica un costo negativo. Los activos líquidos son bienes que sin postergación pueden convertirse en dinero o consumirse en un ciclo normal de operaciones. El valor de liquidez de un activo depende, en parte, de las expectativas de su propietario respecto de su valor en el mercado.

Otro tipo de activos son los fijos, los cuales a diferencia de los líquidos no varían durante un ciclo de explotación normal o año fiscal. Estos activos fijos se clasifican como poco líquidos, ya que demandan tiempo y costo para ser intercambiados por dinero y, así, implican un valor constante para la empresa que no puede ser alterado con rapidez. Un activo fijo podría ser, por ejemplo, una propiedad inmueble.
En cambio, como mencionamos más arriba, los activos líquidos sí varían y permiten a la empresa la rápida movilidad y fluctuación al ser vendidos o permutados en operaciones más bien periódicas. Un activo líquido en una empresa es típicamente el dinero de la caja, ya que éste se utiliza en todo tipo de operaciones financieras.

Básicamente, el activo más líquido es el dinero, ya que se emplea en operaciones bancarias y financieras a diario y sin requerir de mucho tiempo ni restricciones para su fluctuación.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Activo líquido