Definición ABC » Derecho » Imputado

+

Definición de Imputado

Persona a la cual se le atribuye la comisión o participación en un delito

El concepto de imputado dispone de una utilización excluyente en el ámbito judicial dado que de ese modo se denomina a aquella persona a la cual se le atribuye la comisión de un determinado delito o su participación en algún acto delictivo. En tanto, a la acción se la llama imputar, mientras que a la acción y al efecto de imputar a alguien se la designa como imputación. Por cierto, tres conceptos que se usan recurrentemente en el campo judicial y que las personas que no estamos en él solemos escuchar muchísimo en las noticias que dan cuenta de ello.

 

No es culpable aún

Entonces, para que quede aún más claro, una persona pasará a ser imputada/o en un hecho cuando la imputación se formaliza a instancias del ámbito judicial. Ahora bien, debemos decir que un imputado no es culpable todavía del hecho que se le imputa. Muchas veces se confunde con la culpabilidad y por ello debemos aclararlo. Una imputación es solamente la atribución de un delito a alguien o la participación en él, como ya dijimos.

Un fiscal es quien la promueve cuando sospecha de la comisión del delito, en tanto, a partir de esa imputación se iniciará un proceso de investigación, de recolección de pruebas, para determinar si el imputado incurrió en delito o no. Claramente entonces debemos decir que estar imputado no es ser culpable de algo ni mucho menos, solamente hay una sospecha que debe investigarse y luego la investigación determinará si lo es o no.

Imputado A aquella persona a la cual se le atribuye la participación en un delito o hecho punible será uno de los más relevantes sujetos procesales.

¿Qué es un delito?

Delito será toda conducta, acción u omisión tipificada por la ley y absolutamente contraria al derecho, es decir, que la misma se encuentre penada legalmente. Existen diversos tipos de delitos, contra la vida, la libertad, el honor, la intimidad, la propiedad, la salud pública y la seguridad pública, entre otros.

La justicia tiene el deber de garantizar el debido proceso y los derechos del imputado

Desde la primera actuación que se realice en el procedimiento por el cual la persona en cuestión ha quedado imputado en el, hasta la completa ejecución de su sentencia, el legislador deberá preocuparse por la situación del imputado y garantizarle la concreción de algunos derechos desde esa primera actuación hasta el momento mencionado.

Todo imputado, cualesquiera sea su situación podrá hacer valer los derechos y las garantías que le ofrecen las leyes hasta que, como dijimos, termine el proceso en su contra.

Derechos del imputado

Entonces, hasta que finalice el proceso, el imputado tendrá derecho a lo siguiente: que se le informe de manera clara y precisa los cargos por los cuales se lo imputó en una causa y los derechos que le otorgan las leyes, ser asistido por un abogado, solicitar a los fiscales diligencias destinadas a desvirtuar las acusaciones en su contra, solicitar al juez convoque a una audiencia en la cual pueda prestar declaración, solicitar que se active la investigación y conocer su contenido, solicitar sobreseimiento, guardar silencio si así lo decidiese, no ser sometido a torturas ni a otros tratos inhumanos, no ser juzgado durante su ausencia.

Todos somos inocentes hasta que se demuestre la culpabilidad

El principio de inocencia o presunción de inocencia resulta ser el principal principio jurídico penal a favor del imputado, la famosa frase, todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario no es solamente una frase popular y hecha sino que a instancias del derecho es una realidad concreta. Únicamente a través de un proceso penal en el cual se demuestra la culpabilidad o intervención de alguien en un delito podrá el Estado aplicarle una sanción conforme al delito en el cual haya incurrido. La mencionada presunción de inocencia es una garantía consagrada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en algunos Tratados Internacionales sobre derechos humanos (Convención Americana de Derechos Humanos / Pacto de San José de Costa Rica).

La prisión preventiva, una medida que garantiza que se lleve la resolución a buen puerto

Si bien el principio de inocencia se mantendrá inamovible cualquiera sea la circunstancia, si una determinada jurisdicción, en orden a garantizar el debido proceso lo decide conveniente, podrá implementar alguna medida precautoria, como ser la prisión preventiva, que ciertamente contradice al mencionado principio, pero que es una típica medida que se toma porque es muy serio y concreto el riesgo de fuga del imputado o bien su participación en alguna cuestión que obstruya la investigación. La prisión preventiva justamente se dicta para preservar la resolución del caso.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Imputado