Definición ABC » Derecho » Derecho Civil

+

Definición de Derecho Civil

El derecho civil es quizás una de las ramas más importantes y abarcativas del derecho ya que es aquel que agrupa a todas las normativas, regulaciones y leyes que existen en torno a las relaciones y vínculos que los ciudadanos y que las figuras civiles pueden contraer a lo largo de su vida como parte de una sociedad.

Es esencial para el ordenamiento y la organización de una comunidad ya que establece numerosas normativas relacionadas con por ejemplo los lazos de familia, matrimoniales, laborales, etc., sus límites y sus prerrogativas.

Podría ser entendido en otras palabras como el tipo de regulaciones y normas que se interesan por la persona como ser social que forma parte de un grupo más complejo de personas y con las cuales establece distintos tipos de vínculos

Debido a la complejidad de muchos de esos vínculos sociales, el derecho civil tiene como principal objetivo el establecimiento de un orden que haga de esos vínculos lo más lógicos, organizados y sensatos posibles a modo de poder controlar a la sociedad y legislar en casos de necesidad.

El origen del Derecho civil se encuentra en la civilización romana de la antigüedad, ya que fueron los romanos quienes acuñaron el concepto de ius civile, una regulación jurídica que hacía referencia exclusivamente a los ciudadanos de Roma y que se encontraba en contraposición con el ius naturale, que se refería a los ciudadanos romanos pero también a los extranjeros. El ius civile comprendía inicialmente tanto las normas de Derecho Público como las normas de Derecho Privado. Con posterioridad el ius civile se fue desmembrando en otras ramas jurídicas y el derecho civil se ciñó exclusivamente al ámbito privado de las relaciones sociales.

Esta rama del derecho se ocupa de las relaciones entre los individuos y, al mismo tiempo, de sus relaciones con el estado

En cuanto a su contenido, los juristas afirman que tiene un contenido residual, en el sentido de que comprende todo aquello que no está regulado específicamente por un ordenamiento especial, lo que significa que todo aquello que no esté recogido en otra rama del derecho, se encuentra dentro del marco del derecho civil.

El derecho civil se ocupa también por ejemplo de las responsabilidades, libertades y facultades de los padres de una familia, de los derechos de las personas que contraen matrimonio, de los derechos del niño o de las personas consideradas incapaces para valerse por sí mismas, etc. Otro posible eje del cual se ocupa el derecho civil es todo lo concerniente a las sucesiones y al traspaso de bienes, datos necesarios para establecer una organización respecto a las posesiones o legados de las personas que han muerto.

Con respecto a sus manifestaciones, existen cuatro ámbitos diferenciados:

1) la personalidad, que se refiere al individuo como sujeto de derecho,

2) la familia, que alude a la responsabilidad de los individuos en el seno familiar (por ejemplo, asuntos sobre la patria potestad, la tutela o el régimen económico del matrimonio),

3) el patrimonio, que hace referencia a los bienes muebles e inmuebles, a las relaciones económicas entre los individuos o a los derechos intelectuales y

4) la herencia, que incluye temas relacionados con el testamento en sus distintas formas o la sucesión legítima de los herederos.

Paralelamente, el derecho civil permite que el hombre se organice en el ámbito de la sociedad realizando actividades lucrativas y no lucrativas y creando diferentes tipos de sociedades.

El Derecho civil pretende proteger la voluntad humana en el marco de la legalidad

Se entiende por acto jurídico el estudio de la voluntad humana orientado hacia lo que es lícito. En otras palabras, para que la voluntad humana esté reconocida jurídicamente es necesario un conjunto de leyes que la amparen, pues de lo contrario dicha voluntad permanece en el interior de los hombres.

 
 
 
Temas en Derecho Civil
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48662 fans
  • Twitter
    2256
  • Google
    347
  •