Definición ABC » Derecho » Crimen

+

Definición de Crimen

Delito grave contra algo o alguien cuyo castigo está tipificado por ley

Se entiende por crimen a toda aquella acción o actividad que se realice sin respetar la ley tanto escrita como consuetudinaria. Consisten en delitos graves como el asesinato o el daño contra la integridad física de una persona.
El crimen es similar al delito aunque este último se vincula más directamente con la ruptura para con las leyes escritas y con la consiguiente pena a partir del tipo de delito que se haya cometido. Como es de suponerse, hay diversos tipos y diversos niveles de gravedad de crímenes: mientras algunos son robos o hurtos, algunos pueden ser realmente flagrantes ataques contra la integridad humana como el abuso sexual, la tortura y el asesinato.

Mientras tanto, desde el punto de vista del Derecho, el crimen es considerado como una conducta, acción u omisión que está tipificada por ley y que por tanto resulta contraria al derecho y es plausible de recibir un castigo que estará en relación al tipo de delito cometido. El crimen es una violación directa al derecho penal.

El crimen puede ser entendido como el resultado de un comportamiento desviado, perverso (en todos sus sentidos, no sólo en el sexual). Siempre que una acción tenga como consecuencia el daño de terceros en cualquier tipo de nivel representa un crimen porque, en definitiva, atenta contra el conjunto de la sociedad y por tanto debe ser castigada. La noción de crimen es aplicable solamente al ser humano, quien, a partir del uso de la razón, puede distinguir las acciones de bien y de mal.

La política, policía y la justicia deben unirse contra el crimen

La noción de crimen también se relaciona directamente con la de criminalización. Aquí entra en escena la idea de que la sociedad actúa de diferentes maneras para prevenir y detener los crímenes que se puedan cometer. Normalmente, el control de los crímenes se lleva a cabo a partir de la detención y aprisionamiento de los individuos considerados criminales. Así, se los separa del resto de la sociedad por considerárselos peligrosos para ella en distintos sentidos. La existencia de prisiones y espacios de retención de supuestos criminales es, sin embargo, un invento bastante moderno que data del siglo XIX.

Como es de suponerse, encontramos numerosos tipos de crímenes que pueden tener orígenes sociales, psicológicos, económicos, etc. Así, no es lo mismo por ejemplo quien roba alimentos porque no tiene qué comer que aquel que abusa de una mujer o comete asesinato. Por lo general, aquellas sociedades desordenadas y con graves crisis económicas ven aumentar la tasa de criminalidad que puede llegar a alcanzar niveles importantes y difíciles de revertir si es que no se implementan políticas de estado que se propongan combatir los problemas sociales de base que justamente derivan en la comisión de crímenes.

Lamentablemente la delincuencia es a esta altura un fenómeno universal, muy antiguo como la propia civilización humana y también muy complejo de erradicar. A pesar que la policía y la justicia, cada cual desde su lugar, persiguen y castigan a los delincuentes que cometen crímenes no es suficiente nunca.
Los crímenes han evolucionado en complejidad y en violencia a través de los años y por ello es imprescindible que los estados ataquen los problemas básicos como decíamos antes para así poder hacerle frente al flagelo de la delincuencia, que incluso por estos tiempos ha alcanzado niveles globales.

En esa lucha desigual frente al crimen es que se ha desarrollado incluso una ciencia que se ocupa de estudiar sus aristas más relevantes, la criminología. Esta disciplina realiza un abordaje interdisciplinario y global para poder no solamente entender y explicar los crímenes sino también a la sociedad en la que se cometen que muchas veces es el detonante de muchos de ellos hechos criminales.

Acción condenable

Por otra parte, en el lenguaje corriente solemos usar la palabra crimen para dar cuenta de aquella acción o comportamiento ampliamente condenable porque perjudica sobremanera a una persona o a algo. Por ejemplo hacer trabajar a un niño es sin dudas un crimen de los más deleznables y reprochables. Maltratar a un anciano que no puede defenderse porque se encuentra débil o con problemas de movilidad también debe ser comprendido como un crimen en el sentido que estamos hablando.

 
 
 
Temas en Crimen
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45122 fans
  • Twitter
    2213
  • Google
    293
  •