Definición ABC » Derecho » Contrato Laboral

+

Definición de Contrato Laboral



Siempre que hablamos de trabajo en blanco, oficial o legal, debemos hacer referencia a un documento que es sin dudas la prueba de que ese trabajo o labor es correctamente llevada a cabo por ambas partes (el empleado y el empleador). Este documento no es otro que el contrato laboral o contrato de trabajo, uno de los documentos más importantes que una persona debe poseer a lo largo de su vida si quiere obtener los beneficios y seguros correspondientes a la actividad que desempeña. El contrato laboral sirve básicamente, como toda forma de contrato, para establecer tanto los derechos como las obligaciones de las partes que toman lugar en su firmado. Así, el contrato sirve como prueba de que el trabajo es legal y que además cualquiera de las dos partes puede exigir el correcto cumplimiento del mismo si por alguna circunstancia esto no sucede.

A diferencia de lo que pasa con los trabajos en negro, ilegales o no estables, el contrato de trabajo siempre debe esta presente cuando hablamos de trabajo legal. Es sin dudas el primer paso que las partes interesadas deben dar antes de comenzar la actividad, y es súmamente importante que tanto el empleador como el empleado estén concientes y al tanto de la información que es vertida en el documento.

Una de las primeras cosas que marca el contrato de trabajo son las características y condiciones en las que se llevará a cabo la tarea, por ejemplo, cuántas horas durará, en qué espacio se realizará, en qué consistirá la actividad o tarea en sí, qué remuneración se recibirá por la misma, etc. Además, se deben detallar también todas las cargas sociales que le corresponden al trabajador tales como obra social, seguro del trabajador, cantidad de días de descanso, vacaciones, aguinaldos y asignaciones familiares, etc.

Por otro lado, el contrato de trabajo también establece situaciones o circunstancias que puedan significar una ruptura del mismo y que den derecho al perjudicado la posibilidad de reclamar por los daños obtenidos. En este sentido, tanto el trabajador como el empleador se aseguran de tener que cumplir con determinadas condiciones so pena de que al no hacerlo la otra parte pueda reclamar legal y judicialmente por lo que le corresponde.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Contrato Laboral