Definición ABC » Deporte » Fuerza

+

Definición de Fuerza



La fuerza es la magnitud vectorial por la cual un cuerpo puede deformarse, modificar su velocidad o bien ponerse en movimiento superando un estado de inercia e inmovilidad. Básicamente el poder o influencia de la fuerza se centra en la capacidad de modificar el estado de movimiento o de reposo que ya ostente un cuerpo x.

Si bien Arquímedes, o Galileo Galilei por el otro lado, fueron los primeros en experimentar y formular las primeras apreciaciones sobre la fuerza, será Isaac Newton quien formule matemáticamente la mejor definición de fuerza y la que predomina hasta nuestros días.

Existen cuatro fuerzas fundamentales del universo, la gravitatoria, la electromagnética, la interacción nuclear fuerte y la interacción nuclear débil.
La primera es la fuerza de atracción que ejerce una masa por sobre otra y atañe a todos los cuerpos sin excepción. La segunda y como su denominación nos propone, es la que afecta a los cuerpos eléctricamente cargados, esta tiene mucho que ver en las transformaciones físicas y químicas de los átomos y moléculas y puede tener un sentido atractivo y otro repulsivo. La nuclear fuerte es por la cual se mantienen unidos los núcleos atómicos y por último la nuclear débil tiene como resultado la desintegración beta de los neutrones.

Pero lejos de los neutrones, protones o electrones, la fuerza, es además una de las cualidades físicas más preciadas en el ambiente deportivo, ya que para la realización de cualquier movimiento, desplazarnos en el espacio, mover, levantar o empujar objetos, necesitamos de la bendita fuerza.

Asimismo, ya nuestra postura exige una fuerza porque de otro modo no venceríamos a la gravedad y caeríamos al piso indefectiblemente.

En cualquier actividad deportiva que se despliegue y según lo que cuentan los estudiosos de la materia, existen dos tipos de fuerza, la estática y la dinámica. En la primera se ejerce tensión sobre una resistencia sin que haya desplazamiento y en la segunda al vencer o desplazar la resistencia, el músculo se desplaza.

En tanto, también dicen que la fuerza puede ser máxima, cuando se moviliza una carga máxima independientemente del tiempo que se usa para hacerlo (levantamiento de pesas), fuerza resistencia que es la aplicación de una fuerza que no llega al máximo durante un tiempo prolongado (remo) y por último nos encontramos con la explosiva, que es la capacidad de movilizar una carga no máxima en el menor tiempo posible (lanzamientos de discos por ejemplo).

De acuerdo al Sistema Internacional de Unidades es el newton, en homenaje justamente a uno de los que más aportó en este sentido, el nombre con el cual se denomina a la unidad de medida de la fuerza. Se la simboliza con la letra N mayúscula.

Otros usos de la palabra

Cabe destacarse que en nuestro idioma la palabra fuerza también dispone de otros usos extendidos que de algún modo están vinculados a la referencia expuesta líneas arriba.

Cuando alguien dispone de vigor y robustez para desplazar algún objeto o elemento pesado de lugar, o en su defecto cuando demuestra esas mismas cualidades pero en orden a superar un obstáculo y conseguir concretar un fin se hablará en términos de fuerza. En este último caso estamos ante lo que podríamos considerar como fuerza psíquica y que es tan importante y determinante muchas veces a la hora de superar problemas o de lograr cumplir proyectos. Es decir, se dirá que gracias a esa fuerza es que consiguió mover el objeto o lograr su meta.

También, la palabra fuerza permite dar cuenta de la intensidad que presenta algo, por ejemplo, el grito o el llanto de alguien tuvo una fuerza increíble.

Asimismo, la palabra fuerza está asociada a cuestiones como ser el poder, la autoridad, especialmente porque una autoridad legítima tiene la fuerza para obligar a quienes dirige a que cumplan las normas vigentes.

Por otra parte, en materia de violencia física también entra en juego siempre la cuestión de la fuerza, porque cuando se materializa la violencia es porque alguien estará imponiendo su fuerza a otro que por el contrario en materia de medición de fuerzas resulta ser más débil y en consecuencia será quien pierda en la contienda.

Y por su lado, el concepto de fuerza de trabajo, ampliamente aplicado a instancias de la Sociología, denomina a aquellas condiciones físicas y psíquicas que muestra un individuo y que las pone en acción cuando es necesario llevar a cabo un trabajo determinado. El concepto fue creado y extendido por el filósofo alemán Karl Marx en una de sus máximas obras, El Capital, editado en el año 1867.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Fuerza