Definición ABC » Comunicación » Sátira

+

Definición de Sátira

La sátira es un subgénero literario o escrito en el cual se pone en ridículo a alguien o a algo, a través de dichos agudos, picantes, irónicos y asimismo a través de alguna caricatura que se realiza sobre los objetivos.

Subgénero literario que se propone ridiculizar situaciones o personas a través de dichos o presentaciones irónicas y mordaces

Suele ostentar diferentes objetivos, ya sea moralizador, lúdico, o simplemente de burla para con alguien o algo.

Puede escribirse tanto en prosa como en verso , o en su defecto presentar un mix entre estas dos formas.

Características principales y aplicaciones

La sátira, entonces, se tomará principalmente de los defectos o vicios colectivos o individuales, de las locuras, abusos, entre otros y los pondrá de manifiesto a través de la ridiculización, farsa, la ironía, entre los métodos más empleados y populares.

Si bien la sátira se propone divertir, éste no es para nada su objetivo primordial, sino muy por el contrario, la motivación será atacar aquella realidad que molesta y desaprueba el autor de la sátira.

En la sátira, solemos encontrar un poco de todo, un poco de sarcasmo, un poco de ironía, de parodia, de burla, de exageración, casi siempre sobre la base de una realidad. El humor y el ingenio son los aliados con los que siempre cuenta la sátira.

El origen de este género literario se identifica en Grecia primeramente, siendo usado para criticar personas y acontecimientos desde un punto de vista moral, aunque su desarrollo pleno fue llevado a cabo más tarde en Roma.

Si bien los recursos pueden ser de lo más variados y no existe una universalidad al respecto, algunos de los más frecuentes suelen ser: el reduccionismo de alguna cosa o cuestión para así hacer resaltar sus defectos, la exageración de algo hasta el punto de convertirlo en ridículo, la caricatura, por ejemplo, usa mucho este recurso, la comparación de cuestiones absolutamente opuestas como puede ser la vejez con la juventud y la parodia, de manera tal que algo o alguien se vean ciertamente ridículos.

La caricatura uno de los recursos más populares de la sátira

El recurso de la caricatura es sin dudas uno de los más populares y explotados por la sátira.
Consiste en un dibujo de tintes satíricos que se propone retratar un modelo deformando sus facciones y ridiculizando algún aspecto saliente.
O sea, se trata de un retrato distorsionado que exagerará rasgos y creará un parecido que se puede reconocer fácilmente con un tono netamente de humor.

Normalmente se focaliza en rasgos faciales, modales, comportamientos, maneras de vestirse, y generar a partir de ellos un grotesco que lo haga visible a los ojos del espectador
Los medios gráficos, revistas, periódicos, y ahora también las nuevas tecnologías como internet utilizan muchísimo la caricatura como herramienta de humor político, poniéndola al servicio de este ámbito pero también al de otros como ser situaciones extraordinarias de impacto público que se producen en los planos sociales, religiosos, entre otros.
Entre las ventajas que podemos reconocerle a la caricatura como recurso para satirizar personas o situaciones podemos citar el impacto visual que genera, la efectividad a la hora de quitarles el velo a determinados personajes y a la hora de interpretar realidades. Además al tratarse de un dibujo es de sencilla interpretación por parte de cualquier nivel intelectual.

Uso en el humor político

El humor político de ayer, hoy y de siempre usa a la sátira como principal aliada a la hora de expresar su disconformidad respecto de la realidad que se vive en un lugar determinado.
Muchas veces resulta más llevadero y menos hiriente decir o transmitir cosas a través de una sátira plena de humor, ya que permite algunas licencias más de las que permitiría en caso de informarlo o comentarlo formalmente en la noticia de un noticiero televisivo.

En la actualidad, el periodismo general y asimismo el de investigación son cultores de la sátira, han encontrado en ella una manera más laxa a la hora de presentar algunos temas que podrían resultar pesados para lectores, oyentes o televidentes si no se les imprime esa cuota de ironía o de crítica mordaz que permite justamente la sátira.

También la utilizan porque además de hacer más llevadera alguna información dura, entretiene y divierte, y entonces, en esa búsqueda de entretenimiento, el público suele quedarse enganchado con aquello que se presenta de modo divertido, aunque sean casos ciertamente indignantes como por ejemplo los de corrupción o negligencia política.

 
 
 
Temas en Sátira
 

Redes Sociales

  • Facebook
    47345 fans
  • Twitter
    2240
  • Google
    322
  •