Definición ABC » Comunicación » Palabra

+

Definición de Palabra



Una palabra es un sonido o conjunto de sonidos asociados a una determinada significación. También se llama palabra a la representación gráfica de esos sonidos. No obstante, a pesar de esta definición provisoria, cabe señalar que el criterio para definir a una palabra ha sido ampliamente debatido desde el punto de vista lingüístico. Puede señalarse que además de las pausas iniciales y finales que suelen acompañar a un determinado término, también es importante tomar en cuenta la sintaxis, en la medida en que una palabra siempre cumplirá con una determinada función dentro de la oración, dependiendo de la clase a la que pertenezca.

En cuanto a representación gráfica, la palabra se compone de letras, que unidas forman las sílabas, que a su vez, forman la totalidad de la palabra. En cuanto a la palabra como representación gráfica, cada una de estas sílabas en lo gráfico, aquí se denomina “fonema” en cuanto se necesita del aparato fonador o la voz para poder pronunciarlas y expresarlas. En este sentido, la palabra es una parte esencial del contenido lingüístico, que se podría encadenar del siguiente modo:

Letra>sílaba>palabra>oración>párrafo>texto

La unidad mínima es la letra, mientras que el conjunto mayor es el texto.

Las distintas clases de palabras existentes son: sustantivos, adjetivos, artículos, pronombres, verbos, verboides, conectores, adverbios, preposiciones y conjunciones. Cada una de estas tiene un número determinado de funciones sintácticas. Cabe señalar que pueden establecerse subdivisiones entre algunas de estas clases. Así, por ejemplo, los adjetivos se subdividen en calificativos y determinativos (posesivos, demostrativos, numerales, indefinidos, interrogativos, exclamativos y relativos). O los sustantivos que se dividen en comunes, propios, colectivos, singulares, entre otros; además de estar clasificados también según género (femenino/masculino) y número (plural/singular).

Una palabra también puede distinguirse por poseer un acento. A las palabras que llevan acento explícito, se las denomina tónicas, puesto que llevan la tilde escrita. A las que poseen acento, pero no se escribe, se las denomina “átonas” o también con acento prosódico. En gran cantidad de lenguas, como por ejemplo el español, la sílaba sobre la que cae el acento puede variar según la palabra. En estos casos, las palabras se clasifican de la siguiente manera: agudas, que se caracterizan por tener un acento que cae en la última sílaba (siempre y cuando termine en “n”, “s”, o vocal); graves, que se caracterizan por tener un acento que cae en la penúltima sílaba (siempre y cuando termine en consonante, que no sea “n” o “s”); esdrújulas, que se caracterizan por tener un acento que cae en la antepenúltima sílaba; sobresdrújulas, que se caracterizan por tener un acento que cae en la sílaba anterior a la antepenúltima.

Las palabras además pueden clasificarse por su número de sílabas. Así cuando tienen una sola sílaba se llaman monosílabas, cuando tienen dos se llaman bisílabas, cuando tienen tres se llaman trisílabas y cuando tienen cuatro se llaman cuatrisílabas. Cuando poseen más de cuatro, se las denomina polisílabas.

En un aspecto semiótico, la palabra se denomina “enunciado” y la profundidad de estudio de cada enunciado es mayor. La semiótica, la disciplina que estudia los “signos” lingüísticos en el contexto de la vida social y la interpretación humana. Asì, cada enunciado tiene un significado y un significante. El significado es lo que formalmente compone la palabra, mientras que el significante es la imagen mental que esa palabra nos produce al pronunciarla o escucharla.

Entonces, en el plano del significado, podemos mencionar que existen instrumentos o herramientas que recojen todas las palabras existentes, o al menos oficialmente reconocidas en una lengua, como el español, y son los diccionarios. En el caso del español, la Real Academia Española es quien se encarga de estudiar, incorporar y oficializar términos que ellos consideren de uso frecuente y necesarios de incorporar en las enciclopedias de la lengua española.
En la actualidad la lingüística sigue intentando nuevas descripciones de aquello que constituye una palabra y de sus funciones, para alcanzar explicaciones teóricas más satisfactorias que las existentes.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"