Definición ABC » Comunicación » Idioma

+

Definición de Idioma



Se denomina idioma al sistema de comunicación verbal o gestual a través del cual se comunicarán y entenderán los habitantes de una comunidad determinada.

Si este no existiese en forma de convención sería prácticamente imposible que las personas pudiesen intercambiar ideas, sentimientos y hasta emociones. El habla es la forma más tradicional a través de la cual se expresa el idioma y como bien decíamos más arriba, este no se reduce a la expresión oral, sino que también puede transmitirse mediante la escritura y el lenguaje gestual o de señas, siendo este último el más utilizado por aquellas personas que presentan alguna discapacidad para comunicarse, como es el caso de los sordomudos, por ejemplo.

Los idiomas se basan en alfabetos, que en el caso del latín se ha sostenido en lo que conocemos como abecedario, y desde allí se desprenden idiomas como el español, italiano, francés e incluso el inglés. Sin embargo, este último, tiene raíces sajonas, y por esto suena muy diferente a los demás nombrados. Del alfabeto cirílico, se desprenden idiomas como el azerí, el turco o el ruso.

La aprehensión de un idioma, por supuesto, no será una tarea fácil, ya que implica el aprendizaje de reglas fonéticas, morfológicas, sintácticas, semánticas, prosódicas, entre otros aspectos, en tanto y por esta complicación que conlleva, normalmente, se aconseja que el mejor momento para aprender otra lengua es durante la infancia, aproximadamente después de los cinco años, ya que será allí cuando el cerebro y los músculos de la cara, los cuales resultan vitales a la hora de adquirir una buena pronunciación, están en pleno desarrollo y son más permeables para encarar el aprendizaje de un idioma que cuando se hace a los cincuenta años.

Para aprender un idioma, o consultar palabras de alguno en particular, se utilizan diccionarios bilingües, donde podemos encontrar por ejemplo cómo se dice cierta palabra en inglés, o al revés: qué significa en español tal o cual palabra inglesa. El contacto directo con nativos de esos países o personas que tengan un avanzado manejo del idioma nos ayudará en cambio a aprender la pronunciación, la tonada y los modismos propios del idioma.

Si bien hay muchísimos idiomas en el mundo, entre los más universales y conocidos por todos, esto quiere decir que también se hablan y enseñan no únicamente en sus países de origen, se encuentran: el inglés, el español, el francés, el portugués y el italiano. Así por ejemplo es muy común, que aunque en España el idioma nacional sea el español, hay muchísima gente que también sabrá hablar y entender el inglés. Otros idiomas emergentes de manera global son el chino, japonés y alemán. Esta situación se da gracias a que en las escuelas y en las universidades, además de existir una materia destinada a la enseñanza del propio idioma, también se suele implementar la enseñanza de un segundo idioma. Incluso, en muchos lugares del mundo, también existen institutos especializados en los cuales las personas pueden perfeccionarse aún más en el aprendizaje de otra lengua y llegar por ejemplo a enseñarlo.

Aproximadamente hay casi 7 mil idiomas en el mundo entero. ¿Muchos, verdad? Es que, además de las lenguas oficiales de cada país, también se tienen en cuenta en este número aquellos dialectos o lenguas indígenas que puedan encontrarse. Los dialectos, son en general, deformaciones de un idioma que se habla dentro de un país, pero que tiene diferentes pronunciaciones en caa región/estado. Por ejemplo, el idioma italiano es claro la lengua oficial de Italia, pero dentro del territorio podemos encontrar dialectos como el Napolitano, Piamontés, Marcheggiano o Siciliano. Por otra parte, las lenguas indígenas son aquellas que encontramos en general en países de América, África, Asia u Oceanía y pertenecen a lenguas ancestrales propias de tribus o comunidades que han vivido o viven todavía en esos territorios. Por ejemplo, la lengua quechua en el Perú o el Mapuche en Argentina.

Suele suceder que, por apropiación o también en comunidades de migrantes, pueden deformarse o adaptarse ciertas palabras. Pensemos por ejemplo en la palabra “chatear”, que deriva del verbo chat en inglés, que significa algo así como charlar o conversar. O también “googlear” que deriva de Google, que además de ser el nombre del famoso buscador, significa precisamente buscar o explorar. Este cruce entre idiomas suele denominarse vulgarmente spanglish (mezcla de español e inglés), pero sin embargo, puede encontrarse el mismo ejemplo entre otros idiomas como lo que conocemos con el nombre de portuñol, que sería la mezcla de portugués y español.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"