Definición ABC » Comunicación » Gesticular

+

Definición de Gesticular

El concepto que nos ocupa dispone de dos usos en nuestra lengua, por un lado refiere a todo aquello propio o asociado al gesto, y por otro a la acción de realizar gestos.

Propio o asociado a los gestos; acción de hacer gestos que comunican estados de ánimo, ideas, ponen énfasis…

En tanto, un gesto es una forma de comunicación no verbal muy popular entre los seres humanos, que suele comunicar un estado de ánimo, una idea o el énfasis de algo, entre otros, y que se ejecutará con alguna parte del cuerpo, produciendo un movimiento en las articulaciones y los músculos de los brazos, la cabeza y las manos.

Pero también muchas veces se transmiten gestos con todo el cuerpo, con una postura corporal, que incluye gestos de todo el cuerpo.
Es decir, siempre, el gesto, de cualquier lado que provenga, implicará la manifestación, expresión de algo que se quiere dar a conocer a otro u otros.

Comunican actitudes y estados

Gran parte de la comunicación entre los seres humanos procede de lo no verbal.
Con las palabras transmitimos contenidos, y obviamente hay una fuerte influencia de la razón, mientras que los gestos comunican actitudes y estados especialmente.

Además, los gestos se realizan en su mayoría de manera inconsciente, es decir, la mayor parte de los que hacemos no los pensamos antes, sino que salen directa y naturalmente.

Normalmente es fácil leer los gestos al observar agudamente el lenguaje corporal y los gestos de alguien, y ni hablar si lo conocemos en la intimidad, al mirarlos sabremos si está alegre, enojado, si algo le gusta o le disgusta, entre otros.

Por caso es que cuando alguien nos imposta un gesto nos es fácil descubrir que el mismo no es genuino. Uno de los más comunes es cuando alguien simula una sonrisa que en realidad no es sentida.

A través de los gestos podemos expresar una variedad de pensamientos y de sensaciones, tales como desprecio, amor, afecto, desagrado, odio, entre tantísimas otras. O sea, los gestos pueden ser transmisores de cuestiones agradables y positivos, como por el contrario, negativas.

Casi todas las personas cuando hablamos, acompañamos las palabras que expresamos con gestos, mientras tanto, existen algunas culturas y grupos étnicos que emplean más gestos con respecto a otras.
Con esto queremos decir y dejar claro que el gesto y la palabra pueden acompañarse y tanto el uno como el otro sumar a la expresión en una comunicación.

Peeero a veces tan solo basta con un gesto para expresar lo que se piensa, sin que sea necesaria decir una sola palabra.

También, otra cuestión vinculada a los gestos, es la aceptación, es decir, en algunos lugares del mundo un gesto puede ser muy mal visto, mientras que en otros lugares tener amplia aceptación.

Por otro lado debemos dar cuenta que hay gestos que están socialmente convenidos y aceptados y más allá de las diversas culturas, usos, costumbres, e idiomas, se usan en todos lados, por ejemplo, mover la cabeza para ambos lados refiere no y moverla de arriba hacia abajo implica un sí, por citar algunos de los gestos más populares.

Clases de gestos

Ahora bien, la clasificación más común de gestos los diferencia en: gestos emblemáticos (son señales que se emiten intencionalmente y que todo el mundo sabe bien lo que quieren decir, por ejemplo, el pulgar levantado indica que está todo bien, el dedo índice vertical sobre los labios, marca la necesidad de hacer silencio), gestos ilustrativos (acompañan a la comunicación verbal, ya sea para acentuar o recalcar aquello que se está diciendo con palabras; suelen ser muy útiles en los discursos públicos, por ejemplo, el candidato presidencial que garantiza que con su propuesta saldrán adelante y mientras lo dice levanta ambos brazos), gestos reguladores (sirven para regularizar o sincronizar la comunicación, por ejemplo, dar la mano cuando se inicia una conversación con alguien), gestos que expresan estados de emoción (a través de estos las personas expresan el estado emocional que tienen en el momento, por ejemplo, una sonrisa amplia es claro indicador de un momento de alegría) y gestos de adaptación (son los que usamos para manejar emociones que no queremos exponer o bien cuando queremos tranquilizarnos ante una situación que provoca stress; estamos nerviosos y entonces nos mordemos la uña o bien tomamos un bolígrafo y lo llevamos con los dedos de un lado a otro).

 
 
 
Temas en Gesticular
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48661 fans
  • Twitter
    2255
  • Google
    348
  •