Definición ABC » Comunicación » Diseño Gráfico

+

Definición de Diseño Gráfico



El diseño gráfico es una actividad que se propone comunicar valores/mensajes de forma visual, su origen tiene que ver más que nada con la sociedad industrial y la necesidad de resolver problemas comunicativos, ya sean de difusión (propaganda/publicidad), funcionales (señalética), culturales (libros, revistas), etc. En el mundo moderno, vale hacer énfasis en que el diseño gráfico constituye en realidad toda una profesión, cuyos fundamentos radican en la concepción y puesta en marcha de herramientas visuales de comunicación. Aunque la tarea primordial de estos nóveles profesionales suele abocarse a la elaboración de mensajes puntuales dirigidos a determinadas comunidades o grupos sociales, el crecimiento actual de las estrategias de propaganda ha dado lugar a que las creaciones de los diseñadores logren difundirse entre todos los estratos de la sociedad.

Por consiguiente, la actividad de quien ejercitan el diseño gráfico se considera hoy como una disciplina de características terciarias. Así, en ciertas universidades, la carrera de diseñador gráfico se llama Diseño en Comunicación Visual, dado que excede ampliamente a la industria gráfica: los mensajes son transmitidos por medios impresos (diarios, revistas), digitales, radioeléctricos (televisión de aire, etc.) y en la asociación de todos estos recursos de comunicación.

Dentro del diseño en comunicación visual podemos distinguir varias áreas:

diseño gráfico publicitario
diseño editorial
diseño tipográfico
cartelería
señalética
diseño multimedia
diseño de identidad corporativa
diseño web
diseño de envases

Hay que tener en cuenta que hablamos de una disciplina joven que poseía muy poca bibliografía hasta principios de la década de 1990, produciéndose un boom a partir del siglo XXI, producto de la masividad de las computadoras personales y de condiciones internacionales más favorables a la utilización de las técnicas de diseño en comunicación visual. Sin dudas, la masificación de Internet ha constituido una bisagra en la breve existencia de esta carrera. Numerosos estudiantes de Bellas Artes y otras disciplinas conexas han inclinado su foco de actividad y participación a las prodigiosas herramientas de diseño digital, para así acomodar su campo de acción hacia las nuevas tecnologías y, con ello, generar nuevas fuentes de trabajo.

Aunque el diseñador necesitaría tener idea sobre varias actividades relativas, como por ejemplo el dibujo, la fotografía, la geometría, la óptica, la psicología Gestalt, la percepción, la tipografía y la semiología, entre otras numerosas áreas, básicamente debe poder dirigir todo un proceso de diseño en un grupo multidisciplinario. Si trabaja solo, quizá deba practicar por sí mismo todas estas disciplinas, lo cual constituiría sin dudas un esfuerzo inusual. Los equipos de trabajos ocurren así entre los propios diseñadores y además en forma conjunta con otros profesionales, como se describe en los grupos editoriales modernos. Es en esos ámbitos donde se demuestra todo el potencial de estos profesionales del diseño gráfico, quienes no sólo aportan, editan y perfeccionan el material ilustrado de distintas publicaciones tangibles o digitales, sino que además colaboran con el procesamiento de gráficos, tablas y figuras de las notas escritas por los autores y colaboradores. Esta actividad de los diseñadores gráficos permite un fluido intercambio de opiniones y conceptos con otros integrantes del equipo de trabajo, destinado al crecimiento como profesionales de unos y otros en el marco de la tarea mancomunada.

Asimismo, es interesantes señalar que un proceso de diseño gráfico puede ser aplicado a la producción de etiquetas, envases, afiches, volantes, libros, diarios, revistas, CD, DVD, señales de peligro, banderas marítimas, carteles, identidad corporativa, tipografías,instrumentos de mando, infografía, o material didáctico, entre otras cosas. Podemos mencionar softwares orientado al diseño gráfico, tales como los privativos Photoshop, Freehand, Illustrator, Flash, o los libres Inkscape, GIMP, Blender 3D. No puede negarse el impacto de la informática en el diseño gráfico, al punto tal que muchas personas sostienen que la revolución digital es la verdadera madre de esta profesión. Resulta difícil concebir la tarea de los profesionales del diseño sin el apoyo de las computadoras de escritorio o portátiles; incluso ya comienzan a describirse aplicaciones para diseño en los teléfonos inteligentes, al tiempo que los artistas tradicionales en soportes tangibles han comenzado a desplazarse progresivamente hacia las obras generadas por software. Se abre así para los diseñadores gráficos un interesante debate acerca del futuro de los derechos de autor, con la posibilidad certera de una redefinición del concepto de copyright a corto o mediano plazo.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"