Definición ABC » Ciencia » Radiactividad

+

Definición de Radiactividad

Se conoce como radiactividad a la propiedad que ostentan diversos núcleos atómicos de emitir radiaciones cuando se desintegran de manera espontánea.

Propiedad que tienen los núcleos atómicos de emitir radiaciones cuando se desintegran naturalmente

En tanto, a instancias de la Física, la radiación es aquella energía ondulatoria o bien de las partículas materiales que se propagan a través del espacio.

Clases de radiaciones

Existen diversos tipos de radiaciones… la radiación electromagnética supone la propagación de energía a partir de la combinación de campos eléctricos y magnéticos de tipo oscilantes.

Por su lado, la radiación corpuscular es aquella que implica la propagación de partículas subatómicas que se mueven a una gran velocidad y de manera ondulatoria, en tanto, desde un punto de vista eléctrico, las mismas pueden encontrarse cargadas o descargadas.

Por otro lado, nos encontramos con la radiación solar , que será el conjunto de radiaciones electromagnéticas que produce el sol y de las cuales dependerá la temperatura del planeta tierra.

Y finalmente la radiación ionizante , que es la que propaga suficiente energía para ionizar la materia, es decir, convertir en ion a un átomo o molécula. Por tanto, este tipo de radiación producirá iones y extraerá los electrones del estado ligado al átomo.

Entre los ejemplos más populares de este tipo de radiación se cuentan: los generadores de rayos x y los aceleradores de partículas.

Cabe destacar que las radiaciones ionizantes son capaces de producir efectos sobre aquella materia viva, entonces, por tal cuestión es que es muy utilizada a instancias de tratamientos contra el cáncer, así la oncología se vale en buena parte de los casos que trata de la llamada radioterapia.

La radioterapia, principal tratamiento para curar el cáncer

La radioterapia o terapia de radiación es un tipo de tratamiento contra la enfermedad de cáncer que emplea altas dosis de radiación con la misión de destruir las células cancerígenas y así reducir los tumores presentes.
En dosis más bajas se la emplea para la realización de radiografías, técnica diagnóstica muy usual que permite a los médicos ver el interior de los cuerpos y así determinar afecciones que se sospechan pero que tal prueba permite comprobar o descartar.

La radiación que se usa para curar el cáncer, para impedir que se regenere, para detener que crezca, o para hacer más lento su crecimiento no destruye a las células cancerosas de inmediato. Puede llevar un tiempo prolongado conseguirlo, Las mismas incluso mueren varios días después de finalizada la radioterapia, es decir, su actuación en el cuerpo sigue presente.

Por otro lado se emplea para alivianar los síntomas y los dolores que genera el cáncer.

Existen dos tipos de radioterapias para el cáncer, la externa y la interna.

La primera se ejecuta desde una máquina que enfoca la radiación hacia el punto en donde está alojado el cáncer o tumor. No toca a la persona y se mueve a su alrededor. Solamente enviará la radiación a la parte del cuerpo afectada.
Así, en los casos de cáncer de pulmón, la radiación se dirige al pecho.

Y la interna implica que la radicación ingrese al propio cuerpo enfermo, ya sea en formato sólido (semillas, cápsulas) o líquido (ingresa por medio intravenosa).

Una de las principales consecuencias o efectos adversos de la radioterapia es la fatiga y agotamiento que sabe producir.
Por caso, la persona que lo recibe, los días posteriores, se sentirá muy fatigada, y es muy probable que necesite de ayuda y asistencia.

La otra cara de la moneda que presenta este tipo de radiación es que en cantidades o exposiciones excesivas es altamente dañina para todos los seres vivos, produciendo desde envenenamientos hasta intervenir en el proceso de división celular.

Marie y Pierre Curie, Premios Nobel de Física y de Química, fueron los pioneros en su estudio

Los científicos franceses Marie y Pierre Curie, quienes además eran un matrimonio, fueron pioneros en el estudio de la radiactividad y en el descubrimiento de sustancias radiactivas.
Sus trabajos le valieron, a Marie, los Premios Nobel de Química y de Física, y a Pierre de Física. En el caso de Marie el acontecimiento supo ser más destacado ya que en el siglo XIX no era habitual que la mujer se dedicase a la ciencia como lo hace hoy y encima recibiese importantes galardones por sus investigaciones.

 
 
 
Temas en Radiactividad
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48660 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •