Definición ABC » Ciencia » Planeta

+

Definición de Planeta



Un planeta es un cuerpo celeste que traza su órbita en torno al Sol. Aquellos “planetas” que orbitan en torno a otras estrellas reciben el nombre de exoplanetas. En el sistema solar los planetas son ocho: Neptuno, que es el más alejado del Sol y está formado por gas y un núcleo sólido; Urano, formado por una atmósfera de hidrógeno, helio y un núcleo de hielos y rocas; Saturno, caracterizado por sus anillos y compuesto principalmente por gas; Júpiter, también gaseoso y el de mayor tamaño; Marte, que es el más parecido a la Tierra; la Tierra, el único planeta en que se conozca que exista la vida; Venus, ya conocido en tiempos prehistóricos; y finalmente Mercurio, que es el más cercano al sol.

Plutón, que antes fue considerado planeta por los astrónomos, ahora se considera planeta enano; este cambio fue motivado en gran medida por el descubrimiento de un cuerpo denominado Eris y que es menos pequeño que Plutón. Básicamente, la diferencia entre los planetas enanos como Plutón y los demás planetas, es que estos últimos han limpiado su órbita, abriéndose la posibilidad de que tengan un origen distinto.

Desde hace cientos de años, el cosmos ha sido un gran objeto de estudio para físicos, matemáticos y astrónomos. De manera progresiva, se han ido “descubriendo” cada uno de estos ocho planetas que conforman nuestra galaxia, denominada Vía Láctea. La curiosidad del Hombre, apoyada en su inteligencia, le ha permitido desarrollar instrumentos de medición y observación para profundizar los conocimientos sobre el cosmos, y el estudio planetario.

En el pasado, con la teoría geocéntrica en boga, los planetas se clasificaban según el ángulo que formaban con el sol desde la perspectiva de la Tierra; así, recibían el nombre de planetas inferiores y planetas superiores. Este comportamiento observado en tiempos remotos se explica en la teoría heliocéntrica a partir de la interioridad o exterioridad con respecto a la orbita de la tierra.

Los planetas también se clasifican según su diámetro y densidad. Así, tenemos a los planetas terrestres, de escaso diámetro y alta densidad y a los planetas jovianos, de gran diámetro y escasa densidad. En el primer grupo podemos encontrar a la Tierra, a Venus, a Mercurio y a Marte, mientras que en el segundo grupo están Júpiter, Urano, Saturno y Neptuno.

Como dijimos antes, los planetas que conforman el sistema solar han sido objeto de innumerables experimentos científicos, desde (predominantemente) la Edad Media hasta la actualidad. Si en los tiempos de Galileo Galilei el telescopio permitió grandes avances en cuanto al establecimiento de teorías astronómicas, hoy las expediciones de organismos como la NASA, han desarrollado importantes instrumentos para la observación “in situ” de planetas, es decir, se envían satélites programados para recoger cierto tipo de datos, que son transmitidos hacia las centrales de monitoreo de NASA en la Tierra, más precisamente, en los Estados Unidos.

En este sentido, Marte ha sido uno de los planetas más explorados, y donde se han encontrado mayor cantidad de elementos que presentan algún tipo de similitud con elementos terrestres, como pueden ser rocas o cierto tipo de minerales. Es el planeta que, luego de la Tierra, muchos afirman que podría ser posible la vida.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"