Definición ABC » Ciencia » Imantación

+

Definición de Imantación

La imantación, también denominada como magnetización o imanación , es un proceso a partir del cual los momentos dipolares magnéticos de un material se alinean o tienden a hacerlo, puesto en palabras más sencillas, la imantación es el procedimiento que se lleva a cabo para procurarle propiedades magnéticas a una barra de hierro o de acero, es la comunicación de las propiedades de un imán a un determinado cuerpo que las recibe.

Procedimiento que le aporta propiedades magnéticas a un metal

La imantación nos permite pasar la cualidad magnética de un cuerpo a otro cuerpo y a partir de haber efectuado satisfactoriamente el procedimiento, ese cuerpo, al cual se le atribuyeron las propiedades magnéticas, va a comenzar a atraer magnéticamente a otros objetos como si fuese un imán.

¿Qué es un imán? Características

El imán consiste de un mineral compuesto de la combinación de oxigeno con un radical simple o compuesto en el primer grado de oxidación y de un sesquióxido de hierro que tiñe la propiedad de atraer metales como el hierro, el níquel, el cobalto, entre otros, ya que a su alrededor produce un campo magnético.

En tanto, el imán posee lo que se llaman dos polos magnéticos que se oponen, el norte y sur, llamados así popularmente y como consecuencia de su orientación hacia los extremos del planeta tierra.
El acercamiento de los polos norte de dos imane genera una repulsión automática, siendo que la atracción se genera entre los polos opuestos.

Los imanes suelen tener una forma de barra, estando los polos en los extremos, o pueden tener la clásica forma de herradura.

La mayor parte de los materiales con los que interactuamos disponen en mayor o menor grado de una posibilidad de atracción magnética, ahora bien, sin dudas, los metales disponen de una cuota mayor y efectiva en este sentida que por ejemplo el que tiene un material plástico.

Los materiales ya mencionados como el hierro, el níquel, el cobalto tienen propiedades magnéticas claras que se puedn apreciar en acción de manera rápida y sencilla.

La magnetización se podrá observar cuando se acerca cualquier metal de los nombrados a un imán; la parte metálica del cuerpo de inmediato se adhiere a él y quedará como pegado, siendo muy difícil desprenderlo, debiendo entonces usar la fuerza para poder desprenderlo del mismo.

Este fenómeno del magnetismo se produce porque los cuerpos se encuentran conformados por tres partículas como los protones, los electrones y los neutrones. Los electrones son naturalmente imanes y así es que en los cuerpos estos elementos están dispersados en toda su extensión y pueden ejercer su acción y efecto de manera natural.

Métodos de imantación

Entre los métodos de imantación más empleados se destacan los siguientes: frotamiento o contacto directo (se procede a frotar uno de los extremos del material, ya sea de acero o de hierro, con uno de los polos del imán, mientras que se frota el otro extremo con el otro polo), inducción (en las cercanías de un imán bastante potente se disponen barras de acero o hierro muy pequeñas) y empleo de corriente eléctrica (se enrolla un cable sobre un pedazo de hierro, lo que popularmente se denomina como bobina, lo cual originará un electroimán; la acción de atracción solamente se produce mientras se traslada la corriente eléctrica).

Cabe destacar que en algunos materiales, especialmente en los ferro magnéticos, la imantación podrá tener altísimos valores y existir aún ante la ausencia de un campo externo. Otra manera de imantar un cuerpo es hacerlo girar.

 
 
 
Temas en Imantación
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48661 fans
  • Twitter
    2255
  • Google
    348
  •