Definición ABC » Ciencia » Genoma

+

Definición de Genoma



En el campo de la genética, no hay dudas de que el concepto de genoma es el más central y relevante, aquel sobre el cual se realizan todas las investigaciones y trabajos. El genoma es el conjunto de características genéticas y hereditarias que componen a cada individuo y que lo hacen completamente único y diferente a todos los demás. Esta carga genética no sólo se aplica a los seres humanos si no también a los animales, plantas y otros seres vivos. Sin embargo, el estudio del genoma ha sido particularmente interesante en referencia al ser humano y a otros animales ya que el mismo ha permitido desarrollar importantes avances y mejoras en la calidad de vida.

Se puede estimar que los primeros avances en el campo de la genética se realizaron a mediados del siglo XIX, pero no sería hasta mediados del siglo XX y en particular en las últimas décadas de este siglo que se podría comprender y aislar de manera completa el complejo sistema genético humano. Recién en el año 2003 se logra completar la secuencia de los genes que componen al ser humano y que lo diferencian de otros seres vivos.

El genoma se encuentra en el ADN (o ácido desoxirribonucleico) de cada individuo, animal o planta y por tanto es único en su estilo, irrepetible. Este ADN está presente en todas las células que componen a un organismo y en el caso del ser humano, cada una de ellas cuenta con un número de 46 cromosomas que, además de determinar los rasgos físicos y biológicos de cada individuo, le otorgan el sexo (siendo los cromosomas XY los pertenecientes al sexo masculino y los XX al femenino). Cada uno de estos cromosomas es la unidad que aloja a los genes que pueden ir desde 400 a más de 3300 genes por cromosoma.

El descubrimiento y aislamiento del genoma humano ha sido uno de los avances más importantes de la ciencia moderna ya que ha permitido a los científicos de todo el mundo y de diferentes áreas, desarrollar importantes descubrimientos y teorías que, aplicadas a la vida cotidiana, pueden representar significativos cambios en la calidad de vida de los seres vivos, especialmente del ser humano. Ejemplos de esto pueden ser el tratamiento y cura de numerosas enfermedades, la posibilidad de acceder a transplantes de órganos, el desarrollo de nuevas técnicas de fertilización, etc.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"