Definición ABC » Ciencia » Conciencia

+

Definición de Conciencia



La conciencia es la capacidad que tiene un sujeto de conocerse a sí mismo y a su entorno. El término proviene del latín cum scientĭan, que significa con conocimiento. Esta capacidad de conocimiento que muestra el hombre también está presente en el mundo animal, aunque, por supuesto, con menos posibilidades. Así, los mamíferos tienen una suerte de percepción diferenciada del propio “yo”, a escala primitiva, en especial en las formas de vida con mayor capacidad de aprendizaje e inteligencia, como los cetáceos o los carnívoros. El caso particular del hombre es diferente, ya que esa definición de conciencia le permite a la vez reconocerse como un ser autónomo, por un lado, pero en permanente interacción con los restantes seres humanos, por el otro.

Yendo a un nivel aún más profundo, cada campo teórico dentro de la psicología utilizó su propia definición de conciencia, aunque respetando una idea común relativa al conocimiento. En el caso del psicoanálisis, la noción de conciencia que se maneja guarda relación con la de inconsciente. Así, la conciencia sería aquella instancia de conocimiento permitida por la moral del sujeto. Si algún recuerdo entra en conflicto con esta moral, éste queda excluido de la conciencia y pasa a formar parte del sistema inconsciente, que es la reserva de lo reprimido. En este modelo, postulado y depurado por Sigmund Freud, la conciencia no es innata en el ser humano, sino que, al nacer, las personas tiene sólo un intenso componente de pulsiones destinadas a la inmediata satisfacción. La socialización progresiva, iniciada por el contacto con la madre al principio y con la interacción con el resto de las personas en etapas ulteriores, permite la incorporación de pautas éticas, morales, conductuales y culturales que van forjando la personalidad y generando a la propia conciencia. Sin embargo, como citábamos antes, todos aquellos impulsos primitivos que no se expresan mediante el sistema de control ejercido por las experiencias aprendidas no es eliminado, sino que se preserva oculto en el inconciente, para hacerse notar, por ejemplo, en los sueños.

De todos modos, esta vinculación establecida por Freud entre conciencia e inconsciente tuvo (y tiene) numerosos detractores. Por ejemplo, en Estados Unidos, estas teorías no prosperaron, mientras que el análisis de la consciencia continuó por otro camino. Así, se estableció que el sueño no era una privación de la conciencia, tal como establecía el psicoanálisis, sino otro estado de ésta. El descubrimiento de los movimientos oculares rápidos durante ciertas etapas del sueño y su estudio demostró que las ondas reflejadas en el electroencefalograma en estos momentos eran semejantes a los de la vigilia. Así, la eliminación de esta fase del sueño (conocida por la sigla en inglés REM, equivalente a rapid eyes movements) provoca trastornos de la conducta de distinta repercusión.

Otro tratamiento del problema de la conciencia en este siglo lo ofrece Jean Paul Sastre. Si bien sus planteos son pocos tenidos en cuenta en la actualidad, lo cierto es que su concepción de la conciencia también excluía una relación con el inconsciente. En su obra El Ser y la Nada se dedica desestimar al psicoanálisis y desarrollar una interpretación propia del tema. Por otra parte, en el marco de los abordajes cognitivo-conductuales, se especula que la conciencia o al menos muchas de las funciones concientes pueden “reprogramarse” en caso de alteraciones, por lo cual la conciencia tal como la conocemos constituiría en realidad un ente en constante transformación.

En la actualidad los estudios sobre este campo se realizan desde las perspectivas de la psicología, la medicina, la fisiología y las neurociencias en general. Es así como se esperan que muchos misterios del pasado queden develados en el corto plazo. En función de los conocimientos actuales, se hace necesario develar el motivo por el cual la conducta animal ofrece numerosos parámetros de “conciencia” (o su equivalente) desde el mismo momento del nacimiento, mientras que en el caso de los seres humanos la conciencia parece forjarse en forma progresiva a lo largo de la vida, con un mínimo componente innato y una enorme proporción de contenidos obtenidos en el contexto de la familia y la sociedad.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Conciencia